RINCÓN DE ENTREVISTAS | PAQUITA BURGOS, la Abuela yé-yé

yeye-1<<Aprendí a leer y a escribir con los letreros de las calles. Ahora, tengo más de 3000 poemas publicados>>

Paquita Burgos Roldán nació en Purchil (Granada) en 1942. Es madre de cuatro hijos, abuela de nueve nietos y bisabuela de cinco biznietos. Fundó el Centro Cultural Andaluz del Carmelo y trajo las sevillanas por primera vez al barrio. Se considera sencilla, cariñosa, muy parlanchina, y todo el mundo la conoce como la “Abuela yé-yé”.

Paquita, ¿cuándo llega al Carmel?
Fue en 1954. Mi madre murió cuando yo tenía diez años y me tuve que hacer cargo de mis hermanos. Mi padre no nos dio muy buena vida y con doce añitos me vine a vivir a casa de un tío mío de Horta. Cuando llegué, me metió en un cuartucho en el patio, sin agua, sin luz, con frío… ¡Suerte que me puse a servir y pude salir de ahí!

yeye-4¿A servir?
Así es, con trece años me puse a servir en casa de unos alemanes de Horta. Era gente pudiente, y por primera vez,  pude dormir en una cama con sábanas limpias y tener un plato de comida cada día. Cuando llegué, la señora estaba en la piscina y me mandó limpiar unas puertas muy altas que había. Me subí con todos los trastos a la escalera y me puse a limpiar. Tan limpia las quise dejar que, cuando me di cuenta, ¡había arrancado toda la pintura! La señora se puso como una fiera y me castigaron un mes sin cobrar…

¡Vaya manera de empezar!
¡Ya te digo!, pero si te soy sincera, me trataron muy bien, yo llegué a comer con ellos en la mesa y probé las ostras por primera vez. Luego me fui a servir a otra casa, dormía en una buhardilla, y allí tuve peor suerte. La familia abusaba mucho de mí, casi no me dejaban salir, y cuando me daban fiesta me iba a ayudar a mi hermano que se estaba haciendo una casa a ratillos en la calle Calderón de la Barca. Cuando hacía algo mal, la familia me amenazaba con llamar a la Guardia Civil para que me llevara otra vez a mi tierra, se aprovechaban de mi ignorancia, ¡no sabes cómo lloraba!

No quería volver a Granada…
Yo amo a mi tierra como amo también a Cataluña, pero allí no tenía buena vida.  Con todo y yeye-5con eso, volví, me casé allí, pero me vine otra vez para Barcelona. Tuve a mis hijos y me lié a trabajar como una burra para sacarlos adelante. Empecé a trabajar en Els Lluïsos de Gràcia. Estaban buscando una catalana para trabajar pero, de mientras, me cogieron a mí. Yo era muy trabajadora, me ponía a cantar con mi casete de Lola Flores y lo dejaba todo como una patena. Al principio no me querían demasiado por ser andaluza pero, con el tiempo, me cogieron cariño y cambiaron de idea. Quisieron contratarme, pero yo me negué, les dije que si no me habían querido al principio por no ser catalana, ahora, no me iban a tener, así que, ¡me fui!

Una mujer rebelde usted.
Nunca hay que tener miedo. Siempre he sido muy valiente y decidida, ¡no puedo con las injusticias!, y por una injusticia soy capaz de dar mi vida. A veces me han criticado por mi carácter. En aquellos tiempos fui de las primeras mujeres del barrio que se divorciaba, así que, ¡imagínate! Suerte que yo no sigo a la gente, solo sigo a ese que está ahí arriba…

También fue la primera en otras cosas…
Fui la primera en traer las sevillanas al Carmelo. Hace treinta y cinco años fundé el Centro Cultural Andaluz del Carmelo. La gente me decía que no iba a poder hacerlo, pero monté dos festivales en el Cine Goya de Santa Coloma y recogí algo para darle el primer empujón al proyecto. Alquilé una casita muy vieja ahí en la calle Passarell y, entre unos y otros, pudimos arreglarla.

12417928_1658358581119490_4704004181711550291_n.jpg¿Qué hacían allí?
Todos los fines de semana a las doce de la mañana empezábamos las mañanitas flamencas con cantaores y cuadros de baile. Al centro venía gente de toitos los sitios de Barcelona. La mayoría de veces lo que recaudábamos con el bar era para ayudar a la gente que lo estaba pasando mal. A una vecina le pagamos una pierna ortopédica, a otros les ayudamos a pagar el agua, la luz, los colegios de los niños… Aún me para gente por la calle para darme las gracias por lo que hicimos en aquellos años.

Todo un ejemplo…
He luchado todo lo que he podido para ayudar a la gente, ¡soy incansable! Todo lo que tenía lo daba, y lo que no, también. Así es que nunca he podido ahorrar un duro, pero lo he hecho muy a gusto. La lástima es que ha habido gente que, cuando no ha habido dinero ni fiesta, se ha olvidado de la Abuela yé-yé, ¡pero allá sus conciencias!

¿De dónde viene lo de “Abuela yé-yé”?
Te cuento… Había un programa en Radio Corazón que se llamaba “Romero y su tocadiscos flamenco, el catalán andaluz”. En aquél entonces aquí en el Carmelo ya me conocían como la abuela del Carmelo porque fui abuela muy joven. Romero, el locutor de la radio, había oído hablar de mí y me invitó a uno de sus programas en otra radio, Radio La Paloma. El día que me conoció en persona se quedó muy sorprendido al ver que la abuela del Carmelo no tenía ni cuarenta años. Él fue el que me bautizó como “Abuela yé-yé” y, desde entonces, así me conocen.

Usted además es poetisa, cuéntenos.
Pues mira, nunca pisé una escuela. Aprendí a leer y a escribir yo solita gracias a los letreros de las calles. Lo de la poesía empezó porque, cuando escuchaba por la radio las canciones de mi tierra, me ponía a llorar como una descosida y tenía tanta angustia que cogí un lápiz y una libreta y empecé a escribir. Yo no sabía que lo que escribía se llamaba poesía, sólo sabía que me hacía sentir bien. Tengo más de tres mil poemas escritos y registrados, incluso algunos, ¡me los han musicalizado!, además, tengo una maleta llena con páginas de mi diario. Ya le he dicho a mi nieto que cuando yo falte, ¡se lo venda al mejor postor!

¿Recuerda qué fue lo primero que escribió?
Fue en 1966 y decía así: “Granada, ¡qué hermosa eres!, cómo me acuerdo de ti Granada mía que al marcharme dejé allí a los seres que más quería. Te llevo dentro del alma, ¿sin ti?, ¡sin ti no puedo vivir!, mas quiero pensar con calma para no aumentar mi sufrir”.

yeye-7

Fotos: Núria Millàs

 

©FrankPebrett
Esta entrada fue publicada en RINCÓN DE ENTREVISTAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s