RINCÓN DE ENTREVISTAS | DR. SERRANO, psiquiatra del CAS Horta- Guinardó

serrano<<La crisis ha reducido el consumo de cocaína>>

El Dr. Serrano es el médico psiquiatra que coordina el CAS de Horta-Guinardó, un centro integrado dentro de la Agencia de Salud Pública de Barcelona que trata a personas con drogodependencias. Desde el año 1999 está al frente de este equipamiento que provocó movilizaciones históricas en el Carmel en contra de su apertura.

¿Quién es Jaume Serrano?
Pues soy el médico psiquiatra que coordina el CAS de Horta-Guinardó integrado dentro de la Agencia de Salud Pública de Barcelona desde el año 1999 y gestionado por INPROOS.

¿Qué trae al Dr. Serrano al barrio del Carmel?
En primer lugar, el hecho de conseguir la gestión de este centro y venir a trabajar en el ámbito de las drogodependencias en Horta-Guinardó. Aunque desde el año 1985 estoy vinculado a centros municipales de esta área.

Tengo que decir, como anécdota, que yo ya conocía el Carmel porque la hermana de mi abuelo vivía en el barrio. En casa le llamábamos “la tía Espina”, casada con el cartero del Carmel de la época. Todavía recuerdo como en el año 1952, mis padres, únicamente con estos datos y sin saber la dirección exacta, consiguieron llegar a su casa.

Ahora que ya ha pasado más de una década desde la apertura del CAS, ¿cómo califica la gran lucha del barrio del Carmel para que este CAS no exsistiera?
Hubo muchas reticencias para abrir este centro. Ha habido, sin embargo, un cambio muy significativo en la integración del centro en el barrio. Precisamente la historia nos ha motivado a hacer un trabajo mucho más comunitario y social.

Curiosamente, después de años, mucha gente que estaba en contra de la apertura del centro han sido usuarios del CAS.

¿Cuál es la actividad del CAS en el barrio del Carmel y el distrito?
La actividad principal es dar asistencia a personas del distrito con problemas de drogas. También atendemos problemáticas juveniles y de consumo de tabaco a nivel de ciudad.

Este es uno de los centros más pequeños y con un presupuesto muy ajustado, pero muy rentable. Somos el CAS con más primeras visitas al año. Hacemos unas 800 primeras visitas, de las cuales el 60% corresponden al distrito de Horta-Guinardó. Intentamos siempre dar un nivel de respuesta inmediata dado que es un factor clave en este tipo de patologías.

 Además, ustedes están altamente implicados con el entorno…
En muchas ocasiones, y fuera de nuestras horas lectivas, hemos participado en grupos de salud y comisiones de hábitos saludables del plan comunitario del Carmel.  Creo que el Carmel es un barrio con una actividad asociativa muy fuerte para la evolución histórica y las dificultades del territorio. La mayoría de cosas que se han conseguido en este barrio ha sido por la lucha participativa de los vecinos y vecinas.

¿Cómo se consigue formar un equipo sanitario que muchos acaban considerando una familia?
Influyen diversos factores. Desde la formación propia que cada uno aporta, reuniones de equipo, discusiones de casos, formaciones continuadas, hasta establecer protocolos y líneas de actuación para cada paciente. Intentamos implicar al equipo en las actividades asistenciales del CAS y las actividades comunitarias. Trabajamos de manera interdisciplinar, y para nosotros, el individuo no es un individuo aislado, sino que forma parte del equipo.

¿Una adicción acaba con la deshabituación de la sustancia o es una patología de por vida?
La OMS, en el año 1982, ya describió los trastornos por dependencia de sustancias como una patología crónica recidivante. Lo que sí que se produce es una adaptación química, psicológica y social, es decir, se pueden tratar y minimizar todos aquellos factores que posibiliten una recaída.

Hay usuarios que después del alta llevan una vida normal, y hay otros que ante cualquier contratiempo en su vida tienen una recaída. Lo que intentamos nosotros precisamente es reducir al máximo las repercusiones de estas recaídas.

terapia-una-participante-ayer-bromea-poco-antes-comenzar-sesion-cas-horta-guinardo-1321387636634¿Qué es lo que busca un usuario en el consumo y en qué momento decide pedir ayuda?
Los motivos son muy diversos. Por ejemplo, en el consumo de alcohol influyen mucho los factores culturales, los hábitos, las creencias… La gente joven, por ejemplo, tiende mucho al consumo de cannabis, y esta droga tiene un mecanismo de dependencia muy fuerte que te atrapa. Si encima tienes una psicopatología y la intentas resolver con el consumo, acabas teniendo la suma de dos problemas. Podría decirse que el 80% de trastornos psicológicos derivan en consumo y el 80% de dependencias a substancias en psicopatologías.

A mí siempre me gusta dar un mensaje positivo a aquellas personas que tengan un problema de este tipo o sospechen que lo podrían tener. Son temas complicados, pero a través del médico de cabecera o de centros específicos es muy fácil recibir ayuda. No deben avergonzarse, especialmente las mujeres.

Muchas veces el colectivo sanitario no tiene claro los límites, sobre todo en el alcohol, y tenemos muchos casos, especialmente de mujeres, que vienen en situación muy cronificada debido a que situaciones muy precoces no se detectan.

¿Tiene la crisis algo que ver?
Con la crisis se ha producido el hundimiento del sector de la construcción y nos han venido perfiles de chicos muy jóvenes que han tenido recaídas al quedarse sin trabajo.

De otro lado, un aspecto más positivo es que la crisis ha hecho que se reduzca el consumo de cocaína. Antes tenían un salario y podían consumir, y ahora, se ven más limitados al tener un poder adquisitivo mucho más bajo.

A lo que la Administración se refiere, digamos que los recortes que ha realizado no contribuyen en absoluto a dar un mejor servicio al usuario, sin embargo creo que esto ha hecho que el usuario sea más consciente de que los recursos no son infinitos y que tienen que valorar la asistencia que se les ofrece.

Una palabra…
Servicio. Tenemos que estar entre los gestores que te piden el máximo y la buena atención al usuario. En esta profesión no puedes tener rigidez de horarios y eso te da otro nivel. Al usuario se le ha de escuchar, interactuar, aprender de ellos, empatizar y mantener siempre el espíritu de servicio. Las dinámicas autoritarias ya son cosas del pasado. Ahora funcionamos mucho por pactos, ser muy cercanos es lo que estos usuarios necesitan.

416040_222843471136742_718461685_o

©FrankPebrett

Esta entrada fue publicada en RINCÓN DE ENTREVISTAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s