RINCÓN DE ENTREVISTAS | ANTONIO CARMONA, el Mozart del siglo XXI

_NUR2152

<<La música me da las ganas de vivir>>

Es vecino del barrio de Vilapicina, aunque a menudo recorre las calles del Carmel y Horta regalando esa sonrisa que se gana el cariño de toda la vecindad. Extrovertido, sensible, curioso y, sobre todo, muy valiente. Con apenas seis años le dijeron que su discapacidad nunca sería compatible con la música, sin embargo, el síndrome de Williams con el que convive lo ha dotado de una inteligencia musical que da sentido a su vida y que lo ha llevado, incluso, a dirigir una orquesta. Se llama Antonio Manuel, aunque en otra época se podría haber llamado Amadeus Mozart sin ni siquiera cambiar sus iniciales…

¿Cómo se sintió al frente de una orquesta?
¡Fue una sensación increíble! Nunca nadie con síndrome de Williams había dirigido una orquesta, pero el director Salvador Brotons me ofreció la oportunidad. Durante un mes estuve aprendiendo con él a manejar la batuta, el compás, la posición de los brazos…

Y llegó el gran día.
Estaba un poco nervioso, pero me puse la pajarita, cogí la batuta y salí al escenario ¡Sabía que iba a salir bien! No lo olvidaré jamás…

Le gusta mucho la música clásica…
¡Me encanta! Tengo una gran colección de música clásica y veo todos los conciertos de La 2. Escucho a Strauss, Vivaldi, Bach, Mozart… Pero también a Donna Summer, Barry White, Alan Parsons, Manolo Escobar… Me gusta todo tipo de música, desde el jazz ¡hasta las rumbas!

_NUR2169

Tiene usted un don.
Dicen que tengo oído absoluto y mucha sensibilidad para la música. Soy capaz de identificar las notas, afinar instrumentos de oído y tengo mucha memoria. Mis profesores siempre me dan los instrumentos para que los afine.

¿Va a clases de música?
Cada sábado por la mañana voy a clases a la Escuela de Música María Grever. Tocamos instrumentos, cantamos, hacemos ejercicios de respiración… También ayudo a mis profesores en las clases de musicoterapia. Además, fui la primera persona con síndrome de Williams en acceder a la Universidad, estudié música en la ESMUC (Escuela Superior de Música de Catalunya). Todas las semanas hacía clases de jazz, flamenco, música clásica y también música góspel con el gran Didier Likeng.

¿Qué instrumentos toca?
El que mejor toco es la batería y me haría mucha ilusión enseñar a tocarla a otras personas. También toco el bajo, la guitarra española, las congas y el cajón flamenco. ¡Mira cómo lo toco! (hace una demostración) A veces mi padre me acompaña cantando flamenco, ¡es sevillano y se le da muy bien el cante! (Ríe.). Ahora quiero aprender a tocar el sitar, es un instrumento tradicional indio. Por cierto, ¿sabe que tengo un grupo de rock?

_NUR2148Cuénteme.
Se llama Hiperacústica. Somos cuatro integrantes: el bajo, la guitarra, el teclado y yo, que toco la batería. Ya hemos hecho algún bolo, tenemos temas registrados en la SGAE y pronto ¡vamos a grabar un disco!

Sabe usted mucho…
Tengo una libreta donde me voy apuntando todo lo que me interesa sobre canciones que oigo y otras curiosidades relacionadas con la música. Muchas tardes, después de trabajar en el taller de Grupdem Barcelona (Centro Ocupacional), me voy a la biblioteca a buscar información. Conozco todas las historias que se esconden tras las canciones y sus autores. En el taller, cuando suena alguna canción en la radio, mis compañeros siempre me preguntan qué canción es, de qué año, quién la compuso…

¿Qué siente cuando escucha música?
Cuando escucho alguna canción, me imagino cómo las notas van apareciendo con colores distintos. Otras veces me imagino que estoy en un campo verde, bajo un árbol y escuchando el agua al ritmo de la música. La música es muy bonita y me hace sentir muy bien.

_NUR2164¿Y sus padres? ¿Qué dicen de su pasión?
Tanto mis padres como mis hermanos siempre me han apoyado. Hace muy pocos años que saben lo que es el síndrome de Williams, también llamado síndrome de Mozart. Ellos solo quieren que yo sea feliz y la felicidad para mí es estar rodeado de música. En las vacaciones del verano pasado me tuve que aprender la canción “Dueto de gatos”, de Rossini, y ellos me ayudaron a ensayar: “Miiiiiau, miiiiiau, miiiiiaaauuu”(canta). ¡Nos reímos mucho y nos lo pasamos muy bien! ¡La música me da las ganas de vivir!

Usted es ya muy popular…
He salido en el periódico y en la tele varias veces. Además, me conoce mucha gente porque paseo a menudo por la plaza Pastrana, Rambla del Carmelo, plaza Ibiza… Me encanta jugar con los niños y tengo muchos amigos. Cuando sea famoso ¡haré un concierto para toda la gente de mi barrio!

_NUR2162

©FrankPebrett
Fotos: Núria Millàs

Esta entrada fue publicada en RINCÓN DE ENTREVISTAS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s